H a y a b u s a

El rincon del afilado

Me pregunto cuanto tiempo voy a tardar en ver en Internet otra de mis ideas copiadas. En verdad, comprobar que la gente copia tus propuestas es un gran orgullo porque eso significa que han tenido una repercusión positiva y que hay quien sigue tus pasos. Ha habido gente sana que han tenido el valor de reconocer públicamente de donde se han inspirado o a veces mostrarme a mi directamente algo que han hecho tomando prestada la idea. Lo que no es muy agradable es ver como tratan de imitarte pero queriendo atribuirse los méritos como si fueran los pioneros de algo, ya que mencionar a alguien como yo, no te otorga la misma propanga que si te cuelgas la etiqueta de haber cogido las ideas o técnicas del típico famosillo y de esa forma contagiarte de su aura de popularidad.

Lo mejor es ir al grano, solo espero que esto le sirva a alguien y que sepa agradecerlo.

El epicentro del trabajo de la madera es el afilado, al menos para quien desea trabajar con precisión, y esto es muy fácil de corroborar: El 99% de lo que es trabajar la madera, consiste en cortar la madera, pensarlo si no lo habéis hecho antes, de una manera u otra siempre estamos cortando la madera para mecanizarla, marcarla, tallar la, etc. Si las herramientas, y ahora digo manuales,eléctricas o máquinas, no están al menos decentemente afiladas creo que el resultado será espantoso, amén de peligroso y carente absolutamente de precisión, quien no quiera entender esto, siento mucho decir, que malamente  llegará a realizar un trabajo con la madera que valga la pena mirar.

Y esta introducción me da la oportunidad de presentaros lo que para mí es algo casi celestial, un espacio dedicado y preparado  para afilar las herramientas con total comodidad y eficacia. Durante muchos años he estado afilando en una pequeña mesa con una cubeta y una minima cantidad de piedras, básicamente lo que sería un apaño para poder afilar. Aunque me imagino que esa minucia con la que yo contaba, para un carpintero de época significaria un despliegue tremendo de medios para lo que ellos consideran afilar.

Pues aquí esta mi estación para poder derrotar los filos sin consistencia.

Pasamos a verlo detalladamente, y empezamos por el corazón del afilado que son las piedras.

Si me conocéis un poco de todo lo que he divulgado durante este tiempo, ya sabréis que soy un absoluto devoto de las piedras japonesas, pero esto no es de ahora por haber constituido H a y a b u s a como una carpintería japonesa, si no que desde el principio de todo he estado convencido de que son el sistema que más me gusta a mi al menos. Y en realidad creo que no hay discusión al respecto, quiero decir que no quiero convencer a nadie de que mi sistema o camino para afilar es el mejor, simplemente quiero dejar claro que es el que más me gusta a mi. Las razones son sencillas: Son las piedras que cortan más rápido, tanto si afilas con guía como si lo haces a pulso. Se rectifican más fiablemente que otras piedras. Prefiero el agua y la suciedad que puedan formar estas piedras al fango engorroso que crean las piedras al aceite. Las piedras japonesas además cortan mejor y dejan una superficie de mejor calidad en el acero preferible a otros sistemas cuando lo que se persigue es un filo tan fino y limpio que alcance a dejar la madera como un mármol. Si hablamos encima de piedras japonesas naturales, ya no hay ni punto de comparación porque elevan el concepto de afilado a un nivel de ensueño, pero es verdad que son un poco inaccesibles y difíciles de usar, pero no hay que perderse aquí, hay piedras japonesas sintéticas de calidad increíble. No he leído pocas veces que muchos carpinteros japoneses consiguen obtener virutas de tan sólo 10 micras(para los que no estén acostumbrados a usar medidas más pequeñas que el centímetro como los carpinteros neandertales, 1 micra equivale dividir 1 milímetro en mil partes. Para quedarse sin palabras es pensar que un cabello humano ronda las 90 micras, y que una célula sanguínea esta en torno a 5 micras, pues aunque parezca una leyenda en las competiciones de cepillado en Japón, llamadas Kezuroukai, hay récords de haber obtenido virutas de tan sólo ¡¡¡¡¡¡¡ 3 MICRAS!!!!!!! Y para los incrédulos mi recomendación es que miren más allá de sus narices y busquen la información honesta y real, y si aún lo discuten que viajen a Japón para verlo y tocarlo por si mismos), y ese resultado lo han logrado usando tan sólo 1 piedra de grano 800 aproximadamente y otra piedra de grano 8000, incluso con piedras japonesas corrientes, económicas como las conocidas de la marca King, se pueden alcanzar afilados sorprendentes, pero lo que no se nos puede olvidar es que lo más importante no es el precio de nuestras preciosas piedras, si no la técnica que apliquemos y para ello primero hay que abrir la mente y entender cuál es el mejor medio para afilar acorde a nuestras expectativas.

Ya sabemos que hay otros útiles para afilar como son:

Las piedras de aceite, ya he comentado que no me gustan nada por lo sucias que son, por lo lento que cortan y por el aspecto que dejan en el acero.

Las piedras de diamante, cuando me decidí a aprender a afilar por mi cuenta para no depender de nadie, ahorrarme una pasta en el afilado “profesional” y sobre todo evitar el trauma de ver los afilados que hacían en las herramientas manuales, pensé que las piedras de diamante podían ser una buena solución. No tarde mucho en quedarme decepcionado. Creo que el diamante puede tener muy buenas aplicaciones paralelas al afilado pero como medio principal para afilar formones y cuchillas, por resumir, no es ni de lejos la mejor opción. El diamante pierde muy rápido la capacidad de corte en el acero, en realidad se desgasta antes de lo que la gente se cree y esto no sólo afecta a la pérdida de afilado sino que la superficie de la piedra se deforma y genera un problema en nuestros filos tremendo. Sin embargo las placas de diamante(Mis preferidas son las japonesas Atoma, y de paso os cuento un secreto: Si queréis usar estas placas de diamante, comprar sólo la lámina abrasiva sin base de aluminio, y luego ir a una cristalería de confianza y pedir que os hagan unas bases de cristal de 10mm o 15mm) son el mejor recurso para rectificar las piedras de afilar, es decir, dedicar exclusivamente las placas de diamante para corregir la superficie de afilado de las piedras japonesas y NUNCA cortar metal u otro material sobre estas placas. Ya he explicado ampliamente en otra entrada de este blog cual es el sistema de afilado adecuado, si queréis más detalles sólo tenéis que buscarlo en el apéndice que he puesto arriba, en el lado derecho.

La lija al agua es un método muy popular entre quienes empiezan a afilar de forma manual, pero para mí gusto es bastante incomodo, aunque limpio hay que reconocerlo. Los abrasivos de la lija se redondea pronto y la sensación al afilar es bastante tediosa pareciendo que el metal no es cortado, además repetimos que la calidad del abrasivos dista mucho del que contienen las piedras japonesas,  y esto se traduce en filos de peor calidad.

Hay quien además de estos medios arriba mencionados, añade al final de la sesión de afilado, un cuero y pasta de pulir(óxido de cromo generalmente, aunque también hay pasta de diamante) para sacarle brillo al filo y poderlo llevar al museo o utilizarlo para peinarse como espejo, no en serio, este último paso en los asentadores de cuero es una de las peores cosas que se le pueden hacer a un filo, ya que pierde el mas importante fundamento del afilado: La geometria que forma el filo.

Digamos que las pastas verdes, y las pastas de asentar, son tan sólo un trampantojo del afilado que aturde la verdadera sensación de corte en el util. Ciertamente la pasta pule el metal y en consecuencia el usuario al realizar un corte tiene la sensación de que la herramienta se desliza muy bien, pero es tan sólo eso, una sensación que no es lo mismo resbalar que cortar, y en consecuencia el filo creado se vuelve romo en poco tiempo. Aunque esto no preocupara mucho a quien basa su afilado en el uso permanente y exclusivo de máquinas como la Tormek, otra historia sería ver cuanto le duran las hojas de sus formones y demás herramientas.

A continuación mencionaré mi actual inventario de piedras que aparecen numeradas en la imagen para identificarlas, pero quiero advertir e insistir en que para conseguir un filo de fábula no es necesario, ni mucho menos,una decima parte de lo que aquí veis, por favor leer otras entradas del blog donde se comenta lo necesario para afilar y si aún tenéis dudas, podéis exponerlas en los comentarios del pie de pagina que responderé con agrado tan pronto pueda.

1- Sigma Power de grano 120. Es la mejor piedra de grano grueso que he conocido hasta la fecha, corta de verdad. Pero no es facil encontrarla. Tiene un grosor de 50mm, es un ladrillo ! Como siempre hay que darse cuenta que un mismo fabricante de piedras suele ofrecer varias lineas de sus productos, por lo que es bueno fijarse en la descripción. Esta piedra no pertenece a la línea Sigma select II

Esta piedra la utilizó cuando es necesario un vaciado de metal muy grande, por ejemplo para trabajar los biseles primarios, o después de usar una afiladora eléctrica.

Necesita una gran hidratación.

2- Naniwa super stone de grano 400. Esta piedra no funciona mal pero no es de mi devoción, me recuerda un poco a una Sigma select II que tuve, son piedras que generan baratillo en gran cantidad y muy rápido y resulta un poco incomodo. Lo bueno de esta piedra es que no necesita hidratación previa, se puede usar directamente con humedecerla un poco.

3- Piedras nagura Tsushima, Tenjyou, Botan y sintética, y polvo potenciador del afilado 10000.

4, 5 y 6- Placas de diamante Atoma de granos 140, 400 y 1200. Estas piedras las dedico exclusivamente para la rectificación y aplanado de las piedras de afilar. Esto ha sido una de las grandes revelaciones que han cambiado algunos conceptos sobre mi método de afilado cuando he aprendido a tratar el acero al alto carbono japonés. Otra aplicacion de esta piedras es como nagura y es terriblemente efectivo, en especial en las piedras naturales mas finas y duras, es decir que tienen la msima mision que una piedra nagura. Sencillamente no podría vivir sin ellas. Mas arriba ya he comentado un consejo sobre su adquisición.

7- Piedra natural Tsushima. Igual que la nagura pero de gran tamaño, es una piedra muy limpia y uniforme que realiza un gran trabajo en ciertos aceros. Genera baratillo rápidamente y como todas las piedras naturales no precisa hidratación previa. El grano abrasivo se podría calcular en torno a 5000-6000.

8- Piedra natural Kouzaki Aoto. De grano en torno a 1200, genera desplega su abrasivo rápidamente y corta muy bien pero hay que tener mucho cuidado con las venas que contienen residuos que pueden estropear el filo.

9- Piedra natural Binsui. Es una piedra de gran tamaño muy vistosa con un abrasivo cercano a 1500. Esta piedra es algo lenta y genera poco baratillo pero es muy uniforme y no contiene inclusiones. No me parece una piedra de gran utilidad habiendo piedras artificiales que hacen un trabajo mejor por precio similar.

10- Piedra natural Atagoyama. Una de mis joyas, este ejemplar de gran tamaño y tono verde oscuro se cataloga como awasedo o piedra de acabado. El grano podría decirse que está entre 8000-10000 pero sí tienes gran experiencia y habilidad con el afilado puede sacarle partido a esta piedra como si fuera de 20000. Es una piedra de dureza media que funciona mejor con potenciador de afilado o barrillo de diamante.

11- Una simple piedra típica de cocina que adquirí cuando estuve en el Museo de la cuchilleria de Taramundi en Asturias, no tiene gran valor pero es ideal para controlar y ajustar el triscado en los serruchos.

12- Esta piedra es un regalo que me envió muy generosamente Maksim de Japanese Naturals Stone. Es una piedra de barbero que utilizan en Japón y es muy común para usar con las navajas de afeitar. Aún no la he usado 🤣🇯🇵

13- Piedra Belga azul. Esta piedra no es japonesa como su nombre indica y la compre con el objetivo de asentar el filo de las gubias en ella por recomendacion de Toshio Odate. Es una piedra bastante dura y es recomendable crear un poco de barrillo con nagura(natural o diamante). Los granates que contiene ejercen un trabajo de pulido muy bueno en ese tipo de herramientas. Esta piedra nunca la utilizo para formones y cuchillas japonesas.

14- Piedra Zische. Esta piedra de fabricacion alemana proviene de Peru ya que la adquiri para probarla en la tienda Gubia.pe, si estais interesados en un analisis profundo de ella podeis echar un vistazo a unos articulos que publique hace dias, pinchando aqui: Zische

15- Piedra Suehiro Rika. Esta piedra es sintetica, se deduce por el fabricante y el aspecto. Es una piedra de grano 5000 que adquiri para acelerar el aso intermedio del afilado en formones. Es una piedra muy agradeble de usar con una respuesta muy rica, creo que es la mejor piedra que alguien que esta empezando a afilar y desea elevar un poco mas su nivel, puede adquirir. Su natuiraleza es blanda pero no significa que se deforme excesivamente rapido sino que corta con mucha rapidez y tiene un tacto en la mayoria de aceros muy amable, hay que hidratarla sin miedo antes de su uso.

16- Piedra Tsukiyama. Esta piedra es de grano 3000 y esta fabricada con un metodo revolucionario de los ultimos años que se llama vitrificacion. Es la mejor piedra intermedia(equivalente a la categoria Aoto) que he probado hasta el momento, hay muchas piedras que no he probado esta claro, no me lo puedo permitir con mi economia, yo no soy un famosillo de turno al que los fabricantes y marcas regalan sus productos para que hagan pruebas y bombardeen Internet de publicidad, pero puedo decir que en mas de 10 años con la madera he probado unas cuantas piedras artificiales japonesas y este fabricante me ha enamorado, eso si no es nada barata. Hablando de la piedra, necesita poca hidratacion, simplemente unos segundos en agua la preparan para la accion, el tacto tanto al afilar con guia o a pulso es muy agradable, el acero no resbala y se corta con sorprendente rapidez. El resultado en el metal es super uniforme y suave, es el ejemplo de lo que alguien busca en una piedra de afilar perfecta, sin embargo hace unos dias he visto una version mejorada de esta piedra, ¡increible!

17- Piedra Shapton Hano-kuromaku. Esta piedra es de grano 12000, la compre para comparar un grano tan fino con el de las piedras naturales. En mi opinion es la piedra que menos me gusta de todas las que tengo, simplemente pule el metal parece que hace el mismo trabajo que un cuero con pasta pero con la ventaja de no arruinar el filo. Las piedras de esta marca me parecen ademas bastante caras ya que tan solo tiene 15mm de espesor cuando la compras. Por otro lado es muy dura y el tacto al afilar a pulso no es muy agradable. Tal vez la ventaja de esta marca es que no necesitan hidratacion, simplemente pulverizando con agua estan listas para usar.

18- Piedra natural Aiiwatani. Esta piedra esta en la categoria de piedras de acabado, se podria cotejar el grano abrasivo con 8000. Es una piedra para principiantes como yo, muy facil de usar, corta muy bien y rapido el metal, el taco es muy sensitivo y deja en poco tiempo la superficie del acero pulida con un acabado mate sin arañazos como se conoce(y anhela) en Japon “kasumi”. Simplemente hay que usarla con cuidado de no ejercer mucha presion porque se pueden crear micromellas en el filo de algunos aceros intransigentes.

19- Piedra Suzuki-ya. Este modelo es de grano 1000 y tambien esta fabricada con el proceso de vitrificacion, si quereis saber mas os invito a visitar la magnifica pagina de mi amiga Sayuri-san: Suzuki-ya La marca de estas piedras se mantiene en secreto porque las distribuye la tienda Suzuki tools y las vende bajo su patrocinio. Estas piedras son realmente buenas y recomendables sobre todo por sus asequibles precios y excelente comportamiento. Corta realmente rapido, probablemente igual que una de 800 de otra marca gracias a la dureza y calidad de su abrasivo. Necesita buena hidratacion pero lo sorprendente es que a pesar de crear bastante barrillo, como es normal en piedras de este tamaño de abrasivo, apenas se embaza. Hay que decir que todas las piedras japonesas sinteticas de calidad permanecen mas tiempo planas, es decir, son mas fiables ante la forma de la superficie resultante de la abrasion, por eso no he repetido en cada una de las piedras expuestas aqui, el tema de la planitud. Por otro lado hay que entender y ser consciente que una piedra por dura que sea y presuma de no deformarse, requiere de rectificado, por un lado para refrescar su superficie y que corte con celeridad y por otro porque si no se desgasta lo mas minimo significa que malamente el abrasivo ha actua en algo, y esto no es nada bueno porque la consecuencia es que no corta el metal. Por tanto me gustaria hacer una declaracion ante todas esas personas que reclaman y estan mas preocupadas por la planitud de la piedras en lugar de otros aspectos: Las piedras japonesas para extraer todo su potencial, requieren de constante mantenimiento y rectificacion, la dureza de la piedra importa poco porque tiene mas que ver con el tacto y respuesta de la piedra, y velocidad de corte, que con la cansina planitud en las piedras de afilar. Si alguien lo que mas demanda en una piedra de afilar es que se mantenga plana, simplemente es que no entiende nada sobre piedras.

20- Piedra Naniwa Gouken. Esta el la linea de Naniwa mas especial, esta piedra en concreto tiene un grano de 10000. El tacto cuando no se tiene mucha experiencia resulta incomodo, es una piedra dificl de usar y entender. No necesita hidratacion, tiene una consistencia bastante dura y un abrasivo de lo mas fino. Con esta piedra añadiendole polvo potenciador 10000, despues de una piedra de grano 2000, es capaz de afilar una cuchilla hasta el punto de obtener virutas de 10micras. Es una piedra muy buena que adquiri por recomendacion del doctor Masanori Teshiba. Aprovecho para hacer una puntualizacion. Cuando tiene un conocimiento muy alto y dilatada experiencia, supera la categoria de profesor y para mi son doctores aunque no expendan recetas, el termino maestro prefiero dejarlo para los carpinteros de epoca que trabajan al estilo mediaval y creen saberlo todo sin haber visto nada del mundo.

21- Piedra Sigma Power. Este otro ejemplar es de grano 2000. Se comporta bien, necesita hidratacion pero no tiene un abrasivo ni tan fino ni tan uniforme como otras piedras de grano equivalente. No es una de las mejores piedras y tampoco seria mi recomendacion para alguien que busca un afilado superior.

22- Piedra Shapton Hano-kuromaku. Esta otra piedra de la misma linea que la anteriormente comentada es de grano 2000. El comportamiento y naturaleza es similar en esta linea pero al ser de grano mas grueso se produce una liberacion del abrasivo mas rapida y en consecuencia, bastante barrillo durante su uso. Aunque no soy devoto de las piedras Shapton tengo que decir que esta piedra corta muy bien, si el filo solo esta desgastado pero sin mellas es capaz de generar un filo nuevo y traer una fina rebaba, por lo que no necesitamos recurrir a una piedra mas gruesa. Esto es una ventaja muy importante porque cuanto mas fino formemos el filo mas calidad obtendremos en el paso final. Tambien hay que decir que el abrasivo es muy fino y crea un patron de arañazos muy asequible de eliminar por la siguiente piedra en la progresion que sigamos durante el afilado. Sin ser la mejor piedra del mundo tengo que admitir, a pesar de ser exceptico con esta marca, que es una buena compra y se puede recomendar a cualquiera que busque calidad.

23- Piedra natural Nakayama. Esta piedra de acabado es sin duda la mejor que tengo, aunque a veces el dinero no puede medir el valor de las cosas voy a decir el precio de este ejemplar para haceros una idea de lo preciosa y preciada que es: 400€ es lo que pague en su dia. Como digo el precio no justifica su valor pero puede orientarnos un poco y otras piedras de la misma montaña donde se obtiene esta y con tamaño similar pueden rondar los 1600€, y para acabar con el tema monetario dire que hay piedras en Japon de museo o coleccionista, que alcanzan hasta 1.000.000 de yenes.

Esta piedra es la mejor secillamente porque es el grano mas fino que puedo usar en el afilado y por el efecto que casua en el acero. Las piedras naturales con origen de nakayama son las mas valoradas pero hay que entender esto bien. Digamos que es, un poco, por estadistica que son las que tienen abrasivos mas finos, pero no significa que haya, por ejemplo Ohiras o Shoubudanis o otras, que puedan resultar mejores que algunas Nakayamas. Y por otro lado, muy importante, es saber y comprender que cuando se trata de aceros artesanales de mucha pureza y piedras naturales “fabricadas” por la naturaleza perdon por la redundancia, es vital saber emparejar un acero determinado con una determinada piedra. Las piedras naturales japonesas son un tema muy extenso dentro del ya casi interminable tema del afilado y por tanto no voy a tratar en esta entrada del blog las diferentes piedras japonesas, solo queria mostrar el inventario y una pequeña descripcion que arroje algo de luz.

Y seguimos con el resto de los componentes de la estacion de afilado. Cambie la esmeriladora Creusen por la afiladora al agua Shinko. Está herramienta esta diseñada especialmente para las hojas japonesas, ya que la muela de afilar es un disco que ofrece una superficie plana, imprescindible en los biseles de hojas con acero laminado. Al mismo tiempo al ser refrigerados por agua no hay el más mínimo sobrecalentamiento del acero, lo que evita la pérdida de carbono y por tanto calidad en el filo. El acero japonés laminado, y más el de buena calidad, tiene un alto porcentaje de carbono para lograr un metal más limpio y puro que deriva en un filo más duro y fino pero en contra tiene que es muy delicado y el más mínimo calentamiento hace sufrir las moléculas que lo componen, por ello  al menos yo, no me quiero arriesgar a perder calidad en las herramientas que tanto me han costado. Y aunque esta afiladora no es tan rapida como una amoladora en seco, cumple su funcion perfectamente.

Esta herramienta la empleo mayormente para el rectificado y recuperación de los biseles primarios, no es una tarea que requiera de la mayor precisión, simplemente es un paso de desgaste del acero para agilizar el afilado cuando el bisel principal de la hoja necesita algún cambio importante.

Quiero hacer un inciso para comentar que recientemente un compañero inglés mostraba la aplicación del sistema de afilado Robert Sorby, que consiste básicamente en una lijadora de banda, en las herramientas japonesas. Y según  las fotos(ese medio tan fácil de manipular) parecía que los resultados eran buenos. Esta afiladora tiene la ventaja de que las hojas se sujetan muy bien en el pedestal de afilado sin importar su forma. Otra ventaja es que no crea biseles concavos como las esmeriladoras debido a sus muelas, sino que se obtienen biseles planos gracias a que la lija apoya en una superficie plana. Puede que este sistema corte metal bastante rápido agilizando las tareas de afilado pero de nuevo soy algo reticente en el tema del sobrecalentamiento del metal, aunque digan lo contrario, ya que la lija no tiene refrigeración por agua, y también en el aspecto que queda en el filo, aunque la máquina tenga varias bandas con diferentes abrasivos y tamaño de granos. Al fin y al cabo solopuedo decir lo mismo de siempre: Todo depende de lo exigente que seas con tu afilado y de los resultados que esperas.

Lo que tengo claro es que puedo comprar una piedra de 60€ para experimentar y equivocarme pero lo que no puedo permitirme porque no tengo unos papas que me montan un taller, es gastar unos 500€ en una máquina, de la que de entrada ya dudo de su efectividad. Tal vez estoy equivocado y este sistema es el mejor al final para herramienta japonesa pero si no lo puedo comprobar antes por mi mismo en persona, no cabe duda que de momento no es para mi.

Compré la Shinko con el disco original que es de grano 1000, y hace poco adquirí el disco de grano más grueso que dice ser de 280. Hay otro disco a la venta que es de 6000 para el acabado del afilado pero no estoy nada interesado porque como he dicho esta herramienta sólo la aplico para el corte de acero abundante y no para acabar el afilado.

Como veis esta en una situación algo precaria debido a que todavía hay unos cuantos muebles para el taller que están pendientes de construcción,  y entre ellos es la encimera donde irá esta afiladora. Por cierto, ese bloque de cemento bajo el valde es para rectificar la piedra Sigma de grano 120, con la placa de diamante mas gruesa no es buena idea hacer esa operacion.

El salto más grande que he dado ha sido la incorporación de un fregadero, esto te da una autonomía durante el afilado que es como estar en el cielo, un auténtico placer, y por supuesto se cura la gran crítica que suelen recibir las piedras al agua que es la suciedad y baratillo que forman, aquí la comodidad y limpieza es constante.

Luego no hay mucho que añadir en accesorios para complementar la sesión. Simplemente un puente o base donde colocar las piedras para ser usadas en el afilado, una cubeta para compaginar el agua limpia y donde hidratar las piedras, eso cada uno se organiza como prefiera, jugando con el seno del fregadero. Un pequeño espray siempre biene bien, una esponja, un cepillo de uñas para limpiar las piedras de diamante,  un termómetro para controlar la temperatura del taller y en especial la de este apartado sobre todo en invierno que es cuando hay muchísimo peligro para las piedras(aún más para las naturales), y un trapo para secarnos, no está de más tener también a mano, un rollo de papel de cocina.

Por ultimo algunos utensilios de uso diario. La guía de afilar Veritas Mk II con rodillo ovalado para crear la curvatura en el filo de las cuchillas. El inconveniente que he experimentado al usar guías con las cuchillas japonesas es que no te permiten percibir con total sensibilidad la naturaleza de las piedras naturales de afilado pero en la practica y a la hora de trabajar en serio no hace falta tanto misticismo, lo que importa es obtener un filo que sea pragmatico. Como he escrito en otras entradas mi mayor recomendacion para alguien que use herramienta japonesa, es la adquisicion de la guia de afilar Grintec II, de hecho yo en cuanto pueda la voy a comprar, especialmente diseñada para cuchillas japonesas,y lo digo con conocimiento de causa porque tuve la gran suerte de que uno de mis estudiantes que la tiene me la prestara unos dias para comprobar su eficacia, aqui esta:

Pero igualmente necesitariamos una guia para afilar los formones, y en el caso de los japoneses, para mi la mejor opcion es la Veritas MkII.

Luego hay una pastilla de parafina que utilizó en una nueva técnica aplicada a la preparación de los dorsos y que no he visto a nadie fuera de Japón conocerla por lo que no van a poder presumir de descubrirla los ebanistas virales ante su legión de ilusos followers.

Como veis estoy aprendiendo un poquito de  inglés “moenno” que es lo que se lleva estos dias…. Pero a mi lo que me preocupa ahora es estudiar el idioma japones porque tengo planeado un viaje a no muy largo plazo.

Si tenéis cualquier cuestión podéis plantearla más abajo ya que ahora he abierto los comentarios, a riesgo de que el coleccionista de herramienta con mente obtusa y ninguna experiencia más allá de los libros de carpintería rupestre, nos vuelva a atacar como ha estado haciendo en los últimos años.

Hasta la proxima pagina de este diario.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Apendice de contenidos

A %d blogueros les gusta esto: