Inicio » Paginas donde conocer y ajustar herramienta japonesa » Preparacion y afilado de formon japones Usu-nomi: El dorso.

Preparacion y afilado de formon japones Usu-nomi: El dorso.

“Si  consideras que soy un ignorante, es debido a la soberbia de un maestro necio que rehusa brindarme la ayuda que humildemente le ruego con respeto”

– El hombre que amo la madera

Despues de esta reflexion dejadme que os cuente una historia que tenia pendiente.

Hace tiempo recibi un formon que encargue de Japon (llevo esperando dos años por otros formones Funahiro y si quieres unos Kiyohisa la media son cuatro años y eso si logras el milagro de que te los quieran vender), se trata de un Yamahiro Usu-nomi, podriamos decir que es un formon para ajustes, no es recomendable golpearlo con martillo. Tiene un mango largo de roble blanco y el acero es del tipo blanco #1. Posiblemente este sea el mejor formon que hay ahora mismo en el taller, antes de que lleguen el resto que tengo encargados.

20160302_131637

Esta situacion me ha dado la oportunidad de escribir este articulo  para seguir completando los apuntes que acompañan a los cursos H a y a b u s a.

Lo primero que comentare sera el equipo de afilado que voy a utilizar para su preparacion. En la primera imagen:

Piedra de diamante atoma de grano 140. Para el rectificado de las demas piedras.

Piedra basta Sigma Select II de grano 240. Para los primeros desbastes del acero. Y para formar el bisel primario.

Piedra gruesa King de grano 800. Para cambiar el patron de arañazos de la piedra basta en el dorso, y  para crear el bisel 2º.

Piedra media Suzuki de grano 4000. Para formar el bisel 3º o afilado. Tambien para eliminar los arañazos en el dorso de la piedra 800.

Piedra fina Naniwa de grano 8000. Para preparar la superficie de acero antes del asentado definitivo, como un breve paso antes de la piedra mas fina.

Piedra japonesa natural Nakayama, el grano en las piedras naturales no se puede concretar con exactitud porque las particulas abrasivas no pueden ser exactamente del mismo tamaño en todos los puntos de la piedra debido a que es un producto de la naturaleza. Este tipo de piedras podrian tener un grano de 6000 a 8000, pero dejan el acero mas suave y uniforme que una piedra sintetica de grano 30000. Eso es lo que las hace tan valiosas(no pregunteis el precio de esta Nakayama….)

Piedra nagura Asano. Para acondicionar la piedra Naniwa.

Piedra nagura Tsushima. Para acondicionar la piedra Nakayama, no es imprescindible pero es aconsejable.

Pulverizador de agua, lapiz para rayar las piedras, cepillo de uñas para limpiar la piedra de diamante, esponja para limpiar los aceros, trapo para secar la herramienta, trapo para secar las manos. Podemos ver una piedra Belga azul y otra nagura sintetica pero no las vamos a emplear.

20160305_132803

En la siguiente imagen:

Esmeriladora de bajas revoluciones en seco.

Acondicionador de diamante para la muela.

Medidor de angulos.

Guia de afilado.

20160305_133540

Inspeccionando el formon podemos ver que trae el filo romo, algo completamente insignificante que no tiene ninguna importancia ya que el afilado se lo debemos dar nosotros y no el maestro herrero.

20160305_132828 20160305_133226

Para manipular la herramienta lo primero que hago es proteger el mango con papel film para evitar que se ensucie o se moje.

20160305_133026

Observamos el estado del dorso y descubrimos que dentro de ser concavo, algo deseable, la punta no queda alineada lo que significa que existe un punto convexo cerca del filo. Esto si habria que corregirlo antes de trabajar el dorso para darle planitud. Supongo que el señor herrero que ha forjado este formon ha pensado en poner a prueba las capacidades con la tecnica Ura-dashi de este iluso español

20160305_133713(0)

Para quien no esta familiarizado con esta tecnica dire que se trata de empujar el acero duro(hagane) de la hoja hacia el dorso  golpeando el acero blando(jigane) desde el bisel. Para ello mostrare dos caminos:

Lo tradicional u ortodoxo es emplear un yunque donde apoyamos el dorso, protegiendolo con una cartulina para amortiguar el golpeo y evitar que queden marcas por detras, y golpeamos el bisel con la punta de un martillo, lo ideal es uno del tipo Funate gennoh.

Lo mas importante de este proceso es realizar el martilleo un par de milimetros por encima de la linea que define el laminado del acero, de otro modo, si golpeamos mas cerca del filo, corremos el riesgo de partir el acero duro debido a su altisima dureza que lo hace mas fragil.

20160305_134132

El otro camino que podemos seguir si no disponemos de un yunque y un Funate gennoh es emplear un botador apoyyado sobre la superficie que debemos empujar, y golpearlo con el martillo.

20160305_135648 20160305_135659

Apoyamos el dorso sobre un taco de madera dura, con el filo sobresaliendo del borde de la madera como se puede ver en las imagenes. Utilizaremos la cara convexa del martillo para acertar en la superficie plana del botador.

20160305_135721 20160305_140930

Aqui podemos ver el aspecto que adquiere el bisel. Volvemos a comprobar el dorso y observamos como ha desaparecido el punto alto que interferia entre el filo y el final del dorso.

20160305_140739 20160305_140723

A continuacion podemos empezar a aplanar la superficie. Si consideramos que existe mucha concavidad podemos utilizar el metodo mas agresivo que es Kanaban, una placa de acero en la que vertemos polvo de carburo de silicio de grano grueso(aqui he utilizado 60). Hay que mezclarlo con agua, pero debemos utilizar solo unas gotas para que el abrasivo no se disperse y pueda cortar el acero de la herramienta. Este sistema es util para trabajar el dorso de las cuchillas pero no me gusta la sensacion que se obtiene en biseles.

20160305_141247

Repartimos el abrasivo mezclado y concentrando la presion sobre la cima del bisel, damos pasadas a lo largo de la placa. El abrasivo acabara secandose y reduciendo su tamaño. Si fuera necesario verteriamos mas polvo de carburo y repetimos la accion.

20160305_141604 20160305_142039

Cuando observemos que la superficie del dorso es cortada al mismo tiempo en todos sus puntos, estaremos listos para cambiar de abrasivo. Ahora utilizaremos la piedra mas gruesa que tengamos a mano, en mi caso la de grano 240. Pero lo primero que hay que hacer con una piedra es hidratarla, para ello solamente necesitamos sumergirla en agua y observar cuando dejan de producirse burbujas para saber que ya no precisa mas agua, si despues de sacarla del agua tambien observamos que su cara donde vamos a pasar el metal se queda seca en un instante, esto nos indica que hay que hidratarla un poco mas. Despues debemos asegurarnos que esta perfectamente plana. Para ello ya hemos comentado en otros articulos los medios que podemos utilizar, actualmente  estoy empleando la piedra de diamante.

20160305_142336 20160305_142408

Cuando desaparecen las marcas de lapiz y notamos que la piedra tiene contacto en todos sus puntos ya estaria lista para afilar.

20160305_142422 20160305_142723

Otra forma de comprobar la planitud, seria situando la cara a rectificar sobre una superficie plana fiable, en mi caso un bloque de granito, y comprobar con una galga. O tambien situar una regla sobre la piedra y usar igualmente la galga.

IMG_20160308_122645

Ahora frotaremos el dorso sobre esta piedra pero con unas condiciones:

Debemos dar pasadas a lo largo de la piedra. Si la hoja es muy larga podemos colocar la hoja de forma hoblicua, si no, la situaremos perpendicular al largo de la piedra.

Hay que tener precaucion de que al final del dorso no haya algun punto elevado que pueda hacer elevarse la hoja de la parte trasera porque tendria la gravisima consecuencia de redondear el principio del dorso perdiendo toda rectitud.

Empezando con el filo fuera del borde de la piedra y adentrandonos hasta 1/3 del ancho de la piedra.

Lo importante es la presion encima del bisel.

20160305_143325 20160305_143342

La mano que sujeta el cuello del formon no ejerce apenas presion, la suficiente para que el metal contacte con la piedra.

20160305_143446 20160305_143536_003 - copia

En pocas pasadas, unas 50, el patron de arañazos que deja esta pìedra deberia cubrir la superficie de contacto del dorso. Si no fuera asi, dariamos otras 50 pasadas en el otro borde de la piedra. En realidad lo que importa es que en la parte mas cercana al filo se haya cortado el metal para asegurarnos de que ese plano convergera con el que forme mas tarde el bisel.

20160305_143642 20160305_143656

El segundo paso es realizar un nuevo movimiento sobre la piedra cambiando la direccion del movimiento. Ahora daremos pasadas perpendiculares al largo de la piedra peroaprovechando toda la longitud del borde, siempre empezando con el filo fuera del borde y recogiendolo hasta 1/3 de la anchura de la piedra.

20160305_144135 20160305_144125

Trabajaremos hasta que el patron de arañazos se muestre paralelo a los costados del formon.

20160305_144616

Lo siguiente simplemente es repetir estos pasos en la piedra de grano 800 para suavizar los surcos que deja el abrasivo 240.

20160305_144722 20160305_144914

Hay que comentar que es muy importante la cantidad de agua que puede haber sobre la superficie de la piedra. No debe estar encharcada porque esto puede crear una pelicula entre el abrasivo y el metal y ralentizar el corte. Para controlar esto me ayudo de la brocha.

20160305_144952

La piedra debe estar humeda, no cubierta de agua.

20160305_145013 20160305_145033

Realizamos el segundo tipo de movimiento.

20160305_145307 20160305_145525

Cambiamos a la siguiente piedra, de grano 4000. Ahora solo hace falta realizar el movimiento frontal al borde, eludiendo el primer movimiento lateral.

20160305_165747

El rastro de acero en los bordes de la piedra es un magnifico indicador de que la pierdra y el dorso estan dentro de nuestro definicion de planitud. Si la piedra se embazara por el centro existiria un contacto incorrecto.

20160305_170141

Para terminar repetiriamos la accion en la piedra mas fina que tengamos o deseemos que plasme su abrasivo en el dorso. Pero en mi caso he querido probar a introducir una piedra mas antes de la definitiva. Esta es una artificial de grano 8000. Es tan solo una prueba para mejorar el acabado.

20160305_170721 20160305_170752

Esta piedra Naniwa deja una superficie de espejo magnifica pero ese no es el aspecto del acero que me preocupa.

20160305_170943

Lo que define un afilado perfecto o superior es la hogeneidad del metal que forme el filo, en definitiva el reflejo que queremos que deje un filo en la superficie de madera. Una herramienta puede cortar sencillamente sin estar afilada, utilizando solamente la piedra de grano 240 o lija de 220 por ejemplo como he visto en algun video de un maestro del marketing, podemos hacer que el filo corte la madera, pero ¿ que aspecto deja ese filo en la superficie ? Este punto es el primero que deberian aprender los “maestrillos de foro” que tratan de convencernos de sus sistemas rudimentarios y obsoletos para afilar.

Finalmente utilizo la piedra japonesa natural, esta es una Nakayama. Igualmente solo realizamos el movimiento frontal con la herramienta.

20160305_171014 20160305_171221

Una piedra tan fina necesita bastante trabajo. Cuando se embaza de metal, empleamos la piedra nagura para refrescar la superficie y crear una pasta que ayudara apulir el metal suavizando el corte del abrasivo. En este paso la cantidad de agua en la piedra es crucial ya que un exceso solo dispersara la pasta entorpeciendo su cometido.

20160305_171312 20160305_171843

Tambien iremos reduciendo la presion ejercida sobre la hoja.

20160305_171849 20160305_172049

Para finalizar realizo unas breves pasadas en sentido transversal, utilizando muy poca distancia y presion en la piedra. esto ayuda en ultimo termino a obtener uniformidad justo en el filo.

20160305_172206

Se aprecia un leve cambio de tonalidad en el metal unicamente en el principio del dorso.

20160305_172302 20160305_172339

El reflejo de la luz ya no es tan nitido pero el patron de arañazos es mas fino. Eso es lo que establece un acero bien preparado.

20160305_172324

El trabajo acaba suavizando las aristas de los costados del dorso para evitar cortes al deslizar el formon sobre nuestros dedos. Para ello nada mas tenemos que pasar la hoja inclinada  sobre una piedra gruesa para crear un chaflan. Si hay que tener en cuenta que este chaflan no debe llegar hasta el filo por lo que salvaremos de tocar unos 12mm desde la punta como aparece en la primera imagen sobresaliendo del borde.

20160305_172539 20160305_172708

Espero tener tiempo proximamente para continuar la explicacion sobre el afilado del bisel y completar la preparacion de esta herramienta.

Gracias por estar ahi. Si teneis cualquier cuestion no dudeis en escribirme al correo electronico.

Anuncios

Apendice de contenidos

A %d blogueros les gusta esto: