H a y a b u s a

Inicio » Herramientas del taller » Nuevo cepillo de igualado Flamingo

Nuevo cepillo de igualado Flamingo

Los que seguis mi trabajo por las redes sociales, Facebook, Twitter, Instagram, Pinterest…. habreis adivinado que he estado trabajando en un nuevo cepillo de banco. Mi intencion era diseñar una herramienta que fuera mas eficiente que un #5 en el paso despues del desbaste inicial. Una herramienta que agilice el igualado de la superficie y ahorre desgaste de filo en el siguiente paso con el cepillo de equilibrado que buscara dejar la superficie perfectamente plana.

Las diferencias en este modelo son una cama mas alta, una cuchilla sin contrahierro, un bocado en la lumbrera, una longitud mas corta, mayor altura y un mango mas sencillo. Os dejo con algunas fotos del proceso.

20150924_111916 20150924_123345

Las escofinas japonesas Iwasaki son ideales para los ajustes en la cama.

20150924_171529

Es imposible resistir la tentacion de sacar la primera viruta antes de que este terminado el cepillo 🙂

20150924_181317

El formon Kama-nomi ha sido de gran ayuda en la limpieza de recovecos.

20150925_140251

Para abrir la lumbrera empleo la propia cuchilla en su posicion lo que me garantiza la minima luz inicial. El bocado es una pieza que se coloca sobre la garganta del cepillo para cerrar la lumbrera cuando despues de muchos ajustes en la suela(los cepillos de madera requieren constante atencion a sus bases, pero son mas asequibles que los metalicos) queda mucha luz en la boca. Esta tecnica se suele ver en cepillos de ingletes o en cepillos restaurados. Hay varias formas de instalar el bocado: Con una pieza de madera dura transversalmente a la base delante de la boca; con un cajeado delante de la boca; o como en el cepillo Flamingo con una pieza a traves de la garaganta, con esta formula se consigue exponer madera de testa, delante del filo de la cuchilla, que actuara como excelente placa de desgaste. Aplicar un bocado y dejar una lumbrera muy abierta tiene en mi opinion poco sentido, igualmente utilizar bocados de metal no son los mas propicios para facilitar los ajustes criticos en la suela del cepillo. Otro mito bastante ridiculo entre los “expertos” es creer que poner una base entera de madera muy dura, las exoticas son la debilidad de los capinteros de epoca, es lo mejor para el desgaste de la herramienta pero esta creencia mistica debe ser porque ajustan poco la base de los cepillos, y es logico sabiendo que los usan poco.

20150926_144137 20150926_171741

Otra diferencia importante a destacar es el ajuste de la cuchilla, no lleva el tipico boton superior delante de la garganta que al golpearlo crea vibracion para retraer el filo sino que he puesto unos chaflanes en la parte superior del talon para ser golpeados con el mismo angulo que lleva la cuchilla de este modo la vibracion es paralela y el ajuste mas controlado, de todos mosods esto solo se puede incluir en cepillos cortos que incorporen la cuchilla en una posicion retrasada en el cuerpo. Si hay algo que no aconsejo es utilizar el rustico sistema de golpear el cepillo justo por detras, en el talon, esto requiere un esfuerzo desproporcionado que deja esa superficie llena de marcas pudiendo llegar a causar fisuras, tambien suele verse un boton metalico(principalmente en los modelos alemanes) en el talon para evitar esas marcas pero no mejora el control de profundidad de la cuchilla si no que mas bien la desvirtua, sin embargo siempre habra entendidos que defiendan los metodos rancios y toscos.

20150927_191136

El mango siendo esculpido con escofinas.

20150926_200525

Los laterales deben ser acabados a cepillo para que resalte su contorno. El mayor error que veo normalmente en la elaboracion de mangos para herramientas es un abuso de la lija que acaba dando un aspecto insulso al conjunto, sin caracter ni autoria.

20150926_202115 20150927_200114

Con el cepillo completo lo que queda es darle el acabado. Para los cepillos lo que hago es una solucion de aceite de linaza crudo y trementina(mejor aguarras simil) al 50% y un choro de aceite de naranja para aliviar el olor del hidrocarburo.

20150928_103356  20150928_115641

Este preparado lo voy vertiendo en la caja del cepillo para que por absorcion se empape todo el bloque. Lo que hay que hacer es tapar bien la lumbrera para evitar que se escape por debajo el aceite como me paso al principio y se puede apreciar en la foto, apoyando la base del cepillo en el recipiente donde vayamos a realizar esta operacion ayuda tambien a contener el fluido. Con este acabado lo que se consigue es darle mayor durabilidad a la herramienta siendo mas densa al curar dentro de la madera, y aportarle mayor peso(un factor positivo en cepillos pequeños pero contraproducente en cepillos mayores como opinian algunos profesionales), igualmente le proporciona estabilidad a los cambios estacionales.

20150928_115814 20150929_094705

Para terminar se ajusta la base del cepillo, mi consejo aqui es emplear una raspilla(cuchilla de ebanista) en lugar de lija.

20150928_112036

Ahora toca probarlo en diferentes maderas.

20151005_132846 20151005_133206 20151005_133714 20151005_134120

Aunque no es el proposito de este cepillo, es bueno comprobar que es capaz de dejar un acabado pulido que refleje la luz en la madera. A diferencia de lo que se puede pensar, lo importante de cepillar la madera con precision no es el espesor de las virutas sino el aspecto que deja la cuchilla sobre la superficie, pero paradojicamente solo obteniendo virutas de centesimas de milimetro se puede alcanzar ese lustre en la madera.

20151005_154239  20151005_180550 20151005_180241 20151005_175956

Evolucion del cepillo Flamingo.

20151005_172833

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: