H a y a b u s a

Inicio » Herramienta japonesa » Elaborar Wari-Keshiki. Gramil japones de corte.

Elaborar Wari-Keshiki. Gramil japones de corte.

Construir nuestras propias herramientas tiene dos satisfacciones; una es disfrutar de trabajar la madera propiamente, a la vez que comprendemos mejor la mecanica y funcionamiento del util. La otra es tener una herramienta nueva en el taller para utilizar en nuestros trabajos que siempre nos llena de ilusión.

La primera vez que escribi un articulo en internet fue motivado por la peticion de alguien que deseaba construirse un gramil y no sabia como, yo me senti honrado de que, por aquel entonces, alguien confiara en mi para recibir las instrucciones que le ayudaran a concluir su proyecto. En aquel tiempo eramos “El Taller Dominical”, mi primer blog, y aun hoy conservamos ese nombre para el correo electronico. La descripcion de aquel gramil resumia una elaboracion rudimentaria y tan simple como fuera posible, se trataba de un gramil que fuera muy facil, rápido y economico de hacer pero funcional. En esta ocasion y homenajeando aquel blog me gustaria compartir con los interesados, la elaboracion de un gramil un poco mas delicado y preciso, es uno de los modelos de gramil japones que se usan en ebanisteria japonesa y como el encabezado anunciaba se llama wari-keshiki.

Este tipo gramil en realidad se dedica al corte directo de tablas finas, dando pasadas alternas por ambas caras de la pieza. Sin embargo para mi es la herramienta de precision mas importante en el marcaje de ensambles y diversos cortes.

Voy a pasar a desgranar el proceso que sigo.

El primer paso como es de esperar es preparar un componente de madera con las dimensiones aproximadas al tamaño de la herramienta definitiva. El primer consejo es que es mejor trabajar con una pieza de dimensiones manejables, es decir, de un tamaño consistente que sea comodo de manipular y sujetar al mecanizarlo, las piezas muy pequeñas son algo mas engorrosas  de tratar. Por ello he mecanizado de una vez una tabla que contendra dos gramiles. Otro detalle a tener en cuenta antes de nada es la eleccion de la madera para nuestro proposito. Para mi la mejor opcion es una especie frutal, peral, cerezo, nogal, manzano; O una madera de grano recto y elastica como roble, encina, fresno, abedul, haya, arce. Y lo que veo peor aunque es una practica muy extendida es emplear maderas exoticas(ebano, palorosa, cocobolo, bubinga, padauk, gonÇalo alves…..) que debido a su dureza resultan fragiles y nada elasticas lo que termina por deteriorar las partes mecanicas de la herramienta.

Debemos obtener como siempre una cara de referencia y un canto, asi como un grueso consistente. A partir de ahi podemos definir el tamaño basandonos en otro gramil que tengamos o buscando las medidas que mejor se adapten a nuestro gusto y necesidad. Debemos realizar la mortaja para el brazo del gramil y la cuña de retencion. Asi mismo marcaremos el rebaje para la superficie de apoyo.

WP_20150811_19_07_42_Pro

De la misma pieza preparada inicialmente sacaremos el brazo, que tendra un corte radial(anillos de crecimiento perpendiculares a las caras). Hay que decir que la cara frontal de la herramienta correspondera con la albura, por un lado porque expondra la madera tardia(crecimiento lento de verano) hacia la superficie de apoyo minimizando el desgaste, y por otro lado como ya sabeis los que asistis a los seminarios, porque esta superficie mantendra la planitud con mayor fiabilidad en los cambios de estacion o humedad ambiental. Tambien hay que considerar la direccion de deslizamiento de la herramienta para orientar las fibras a su favor.

Cortamos la caja y ajustamos el grosor y anchura del brazo cepillandolo para que encaje un poco forzado, esto es porque al final tendremos que dar unas pasadas de limpieza y reduciremos un poco sus medidas.

WP_20150811_19_12_38_Pro

Comprobamos que el grosor del brazo sea uniforme, si no esta cepillado con precision puede entrar en la caja por un extremo pero no llegar al otro porque quede atascado.

WP_20150811_19_44_29_Pro WP_20150811_19_12_53_Pro

Pasamos a cortar la cuña. En mi diseño he incluido un tope en el extremo para evitar que se salga del cuerpio del gramil, pero no es imprescindible. De incluirlo como yo fijaros que hay suficiente masa para evitar que pueda partirse, la disposicion de las fibras nos dice que es un porcion de madera fragil.

Lo aconsejable con esta pieza es que el angulo de inclinacion sea bajo para que quede bien anclada, 8º-10º. Con una regla podemos comprobar la planitud de la rampa.

WP_20150811_19_20_40_Pro

Al colocarla en su lugar identificaremos que asienta perfectamente tanto en el borde de entrada como salida, y que al ejercer presion haya contacto al mismo tiempo en los dos puntos.

WP_20150811_19_18_17_Pro

Para corregir la cuña realizamos cortes controlados con el formon.

WP_20150811_19_22_38_Pro WP_20150811_19_19_17_Pro

El tope de retencion quedara paralelo a la superficie del cuerpo. Comentaba antes que este debe tener cierta longitud para darle consistencia.

WP_20150811_19_28_42_Pro

El cajeado de la cuña queda establecido desde el principio por lo que sera la cuña la que se adapte a esta dimension, quedando el dorso enrasado con el punto que define la caja del brazo.

WP_20150811_19_28_50_Pro

La cuña debe ser plana(concepto de planitud explicado en los seminarios) para que goce de un pleno contacto con el costado del brazo y ejerza la friccion suficiente para fijar el brazo con seguridad.

WP_20150811_19_29_50_Pro

Si necesitamos reducir la altura de la cuña podemos emplear un cepillo fijado en el tornillo del banco y pasar la base de la cuña sobre la cuchilla. Cuando alguien trata de explicar como escuadrar un canto en una pieza empleando un cepillo que incorpore una cuchilla con el filo recto a mi me suena a magia negra, porque todavia no he visto a nadie conseguirlo sin ayuda de alguna incomoda guia o pesado utillaje que supla la carencia de destreza manual.

WP_20150811_19_31_33_Pro WP_20150811_19_33_06_Pro

Con la cuña ajustada, practicaremos unos chaflanes en el perimetro de las testas para concluir esta pieza.

WP_20150811_19_47_07_Pro WP_20150811_19_49_37_Pro

Continuamos con el brazo, para evitar posibles desgarros en su manipulacion, pondremos chaflanes en todas sus aristas.

WP_20150811_19_39_32_Pro WP_20150811_19_42_58_Pro

Ahora cortaremos la boca para la cuchilla. Hay que saber que las cuchillas japonesas tienen la hoja con un espesor decreciente que las convierte en cuñas lo que hace que no necesiten de ningun elemento extra para fijarse en su posicion de trabajo. Marcamos su alojamiento a unos 12mm de la testa, si no dejamos suficiente margen de madera podemos partir las fibras al clavar la cuchilla. Como esta cuchilla es algo mas estrecha que otras, he descentrado su colocacion acercandola al borde donde recae el marcaje que realizara.

WP_20150811_19_59_58_Pro WP_20150811_20_09_05_Pro

Para cortar esta ranura nos ayudara hacer unos taladros previos pero ahy que saber que la punta de la cuchilla debe quedar ligeramente inclinada a unos 2º hacia el cuerpo del gramil, esto permite un marcaje mas consistente reduciendo el empuje del bisel de la cuchilla sobre las fibras al contrarestar el efecto de cuña que suele dar problemas en los cambios de densidad que encontramos en los anillos de crecimiento(recordad la propiedad de la madera llamada anisotropia).

Para conseguir esta angulacion simplemente nos podemos ayudar de un falso puntal(en la imagen una regla) para elevar el extremo del brazo y que la broca tenga la caida que buscamos.

WP_20150811_20_10_26_Pro

Ya que estamos en el taladro aprovechamos para realizar otro orificio en el extremo opuesto que servira para colgar la herramienta.

WP_20150811_20_15_33_Pro

Para abrir un poco la ranura de la cuchilla y facilitar el posterior trabajo de ajuste, clavamos la cuchilla en su posicion pero sin forzar la entrada, esto nos ayuda para que coja forma.

WP_20150811_20_16_48_Pro

Ahora podemos terminar de abrir la ranura con un serrucho de aguja.

WP_20150811_20_19_00_Pro

Para terminar de ajustar esta cavidad necesitaremos una herramienta bastante estrecha. Se podria usar una lima con la hoja lo bastante delgada como para que pueda penetrar pero yo prefiero otra solucion que consiste en aprovechar una hoja vieja de la sierra de calar. Reducimos sus dientes y ponemos un bisel afilado en la punta.

WP_20150815_19_02_52_Pro

De esta manera tenemos un buen control de la masa que necesitamos retirar sin redondear las superficies que es lo que suele pasar con una lima o lija.

WP_20150815_19_02_31_Pro

Ya podemos introducir la cuchilla hasta que sobresalga la punta lo justo para marcar. Si utilizamos esta herramienta para cortar tablitas, expondremos el filo de tal manera que alcance la mitad del grosor que se pretende cortar.

WP_20150811_20_31_31_Pro WP_20150811_20_31_45_Pro

Continuo con el trabajo en el cuerpo de la herramienta. Para realizar el rebaje que nos da la superficie de apoyo, aprovechamos a hacerlo en la pieza antes de separarla en los dos gramiles. Despues de marcar a la altura que tiene la parte baja de la caja para el brazo, sierro con la Azebiki noko para poner un margen de seguridad.

WP_20150812_20_16_59_Pro

Luego podemos desbastar con el formon o la guimbarda. Logicamente esta operacion podria realizarse muy bien con un cepillo de rebajes.

WP_20150812_20_31_01_Pro

Hay que comprobar que esta superficie esta escuadrada o ligeramente inclinada hacia dentro, de otra forma el gramil tendria problemas al hundirse la cuchilla durante el marcaje.

WP_20150812_20_46_09_Pro

Ya podemos separar la pieza inicial por la mitad para obtener los dos gramiles. Con el guillame ajustamos las superficies de apoyo.

WP_20150812_20_50_01_Pro

Hay que dejar la zona que apoya durante nuestros marcajes perfectamente plana.

WP_20150812_20_46_45_Pro

Utilizo como siempre la tecnica de las virutas interrumpidas.

WP_20150812_20_51_22_Pro WP_20150812_20_51_39_Pro

Comprobamos con la regla. Si esta superficie no esta bien preparada la herramienta no nos aportara un marcaje preciso y riguroso.

WP_20150812_20_52_43_Pro

Para controlar mejor la presion de corte mecanizo el escalon de esta cara de forma convexa. Para guiarme hago unas marcas con el rotulador.

WP_20150812_20_55_28_Pro

Y trabajo con el guillame para obtener un radio equilibrado.

WP_20150812_21_02_22_Pro

Ya solo falta darle un poco de estetica  al wari-keshiki. Aqui cada cual decide las proporciones que mas agraden su vista. Desbasto con escofina y refino con bastren.

WP_20150812_21_11_45_Pro WP_20150812_21_20_53_Pro

Dejo esa superficie superior con las marcas del bastren, simplemente me gusta esa textura.

WP_20150812_21_24_59_Pro

Ponemos chaflanes en todas las aristas excepto en las que corresponden con el principio y final de la superficie de apoyo. Esto es asi para evitar que pueda colarse alguna viruta o polvo durante el marcaje, exactamente igual que en el afinado del Kanna dai.

WP_20150815_19_51_12_Pro

Para insertar la cuchilla en su posicion, colocaremos el brazo sobre un martir de tal manera que el filo quede al aire al salir.

WP_20150813_12_24_25_Pro

Para sacar la cuchilla se golpea con la cara convexa del martillo sobre el brazo detras de la cuchilla.

WP_20150813_12_24_59_Pro

Un detalle interesante a incluir es el cajeado para retraer la cuchilla en el cuerpo, con esto conseguimos que el filo pueda acercarse hasta la superficie de apoyo, si no lo hacemos no podremos hacer cortes con el gramil que sean inferiores al escalon que forma el rebaje de la superficie de apoyo del gramil.

Con la cuchilla en su posicion podemos dibujar el contorno a rebajar.

WP_20150815_19_53_38_Pro WP_20150815_19_54_10_Pro

Serramos y vaciamos con el formon.

WP_20150815_19_58_11_Pro WP_20150815_19_59_25_Pro

Para proteger las paredes y que no se abran las fibras al recoger o sacar la cuchilla pondremos unos pequeños chaflanes en las aristas.

WP_20150815_20_03_36_Pro WP_20150815_20_05_14_Pro

Al tener el bisel orientado hacia el cuerpo, el filo no quedara completamente enrasado con la superficie de deslizamiento durante el marcaje por un espacio igual al espesor de la hoja en ese punto pero creo que no es trasdencental. En cualquier caso si quisieramos que quedara a nivel de esa superficie solo tendriamos que hacer un pequeño corte equivalente a esa punta para que se pueda retraer totalmente.

WP_20150815_20_06_09_Pro

Por ultimo afilamos la cuchilla. Hace poco he leido en algun sitio que los maestros super sabios oficialisimos de primera con un linaje milenario en la carpinteria, no entienden porque se les echa agua a las piedras de afilar. Mi opinion ya la he manifestado en otras ocasiones; si una piedra dura 40 años o mas como es norma entre los carpinteros rudimentarios, es que esa piedra se ha usado mas bien poquito y dificilmente se entienda de verdad lo que es afilar la herramienta por eso es logico que el 99% de los carpinteros de mente obtusa no sean capaces de entender otra forma de afilar que usando su reliquia de piedra de aceite. Yo no gasto energia discutiendo con animales de costumbres porque ya lo he hecho muchas veces en los ultimos años y solo he perdido el tiempo sin sacar nada positivo. El que quiere mejorar y aprender tiene que estar dispuesto a escuchar y a evolucionar, de otra manera no hay progreso y trabajan estancados en metodos obsoletos poco efectivos. Yo veo esa mentalidad equiparada a cuando los cavernicolas usaban silex para cortar. Y lo mas gracioso es que esa gente que se queda bloqueada con una herramienta manual son los que solo saben usar la maquinaria y herramienta electrica mas moderna. En realidad todo esto es muy facil de explicar: Emplear la herramienta manual con precision es un gran esfuerzo y es algo que no esta al alcance de todo el mundo, eso marca la diferencia.

WP_20150821_15_06_21_Pro

El acabado simplemente consiste en 3 manos de aceite de linaza rebajado. En los gramiles Flamingo es algo mas elaborado constando de 5 manos de linaza, un pulido con aceite danes de elaboracion propia y un lustrado con cera de abeja.

WP_20150815_20_24_43_Pro WP_20150815_20_28_26_Pro

Las herramientas terminadas.

WP_20150821_14_20_26_Pro WP_20150821_14_20_44_Pro WP_20150821_14_21_13_Pro WP_20150821_14_21_33_Pro WP_20150821_14_19_00_Pro

Vamos a probarlo….

WP_20150821_15_24_15_Pro WP_20150821_15_24_28_Pro WP_20150821_15_24_52_Pro WP_20150821_14_20_06_Pro

Ya tenemos suficientes Keshikis para trabajar con soltura y comodidad.

WP_20150821_14_22_32_Pro

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: