H a y a b u s a

Cepillar la madera.

Cepillar, blanquear, labrar, acuchillar….son varias formas de llamar a la accion de pasar una cuchilla de acero montada en una herramienta con cuerpo de metal o madera, cepillo, sobre una superficie de madera haciendo brotar virutas que tras de si ofrecera un tacto suave y en ultimo termino pulido como un cristal. Esta es basicamente la definicion de la tarea mas habitual en el taller de un artesano que trabaja la madera.

En este capitulo tratare de exponer el procedimiento que sigo cuando necesito preparar una pieza de madera con precision para luego poder realizar los mecanizados que ese componente requiera segun el papel que desempeñe en la construccion del mueble. No hace falta decir que no cuento con maquinas de ningun tipo y que todo el proceso esta desarrollado con herramienta manual y la energia humana.

Lo primero que debemos hacer cuando decidimos cepillar madera es identificar la disposicion que ofrecen las fibras de su estructura para pasar el filo de nuestra cuchilla a favor de la inclinacion que tengan y asi evitar en la mayor medida el desgarro o rotura en la superficie. Aunque esta es la primera consideracion, hay que entender que habra multitud de ocasiones donde tendremos que abordar un cepillado en contra de las fibras, pero esto es otra historia en la que se aplican otras tecnicas y no es conveniente mezclar la informacion. Por ello aqui explicare solamente el principio basico y fundamental del cepillado, asi como obtener la superficies mas criticas de un componente que son la cara y canto de referencia.

Hay varias formas de identificar las fibras y en consecuencia decidir la direccion del cepillado:

Cuando la madera esta en bruto, por ejemplo, segun viene del aserradero y la compramos en el almacen, podemos tener una primera impresion de como estan las fibras pasando nuestra mano sobre la madera, con esto notaremos que en un sentido la superficie resulta mas abrupta que en el otro, como si nos pincharan las astillas.

WP_20150216_11_09_34_Pro

Otra forma es observar la madera con una lente de aumento, con esto veremos que las fibras tienen un aspecto escamado ofreciendo un lado resquebrajado, esto es producido por el triscado de los dientes en sierras y serruchos. La direccion de cepillado como es logico seria hacia el lado que queda esta aspereza en las fibras y no contra ella.

WP_20150216_11_10_49_Pro

Cuando la superficie ya ha sido cepillada y tiene un aspecto liso, estas “escamas” tambien pueden apreciarse si dirigimos el cepillo en sentido contrario a las fibras.

WP_20150511_12_19_48_Pro

Otra forma es observar la relacion que mantienen los anillos anuales en la testa de nuestra pieza con las aguas que forma el grano en la cara que nos disponemos a cepillar. Si en la testa los anillos estan colocados con forma de sonrisa, cepillaremos la cara en el sentido que los anillos forman arcos en esa cara.Si los anillos en latesta estan al reves, cepillaremos la cara enfrentando el cepillo contra la cuspide de esos arcos.

WP_20150216_11_07_31_Pro

Para mi la forma mas habitual de decidir la direccion de cepillado es observar las fibras en la superficie contigua a la que tengo que cepillar, si es una cara, observare como se colocan las fibras en uno de los cantos. En este caso veremos como unas minusculas lineas representan una inclinacion respecto del plano orizontal, comprobando esto pasaremos el cepillo hacia el lado en el que estas lineas, las fibras, tienen un aspecto ascendente.

WP_20150216_12_32_39_Pro

Los tablones secados despues de cortar el rollizo, sufren ciertos cambios debido a la perdida de agua hasta tener un contenido equilibrado en sus celulas. Estos cambios se aprecian en flexiones sobre las superficies que pueden adquirir diversas formas, lo mas comun es  encontrar una cara convexa y la otra por logica concava, esto es debido al acusado movimiento de contraccion que se produce en las tablas deshiladas por hilos paralelos dejando los anillos de crecimiento en posicion horizontal en la dimension mas ancha de la madera como podemos ver en la siguiente imagen. La mayor merma se produce en sentido transversal, en sentido radial se aprecia mucho menos y en sentido longitudinal, apenas nada.

WP_20150216_11_17_50_Pro

La madera temprana o albura de primavera, es la parte mas activa en el crecimiento del arbol en cada anillo anual, la madera tardia es mas compacta y dura y va adquiriendo un tono mas oscuro debido al secado mas pronunciado y a la perdida de actividad, es una masa leñosa mas densa. Estas diferencias muy resumidas aqui, generan tensiones en la estructura del arbol que provoca que la madera se contraiga o dilate en mayor o menor medida cuando hay variaciones en la temperatura y humedad relativa de la estancia donde este esa pieza, dependiendo del corte en el arbol que tenga nuestro tablon.

WP_20150216_11_17_33_Pro

Una vez que hemos definido la direccion de cepillado, pondremos una marca en uno de los cantos para tener una referencia visual clara y accesible.

WP_20150216_11_09_19_Pro

Ahora debemos establecer cual sera nuestra cara de referencia, esto en primer lugar dependera de la estetica y diseño que queremos aportar a nuestro trabajo. Pero si podemos elegir cualquiera de las dos cara, mi decision siempre es la cara concava que tiene el tablon en el principio, esto sera beneficioso a la larga porque si las piezas despues de ser preparadas pasan una temporada sin poder ser mecanizadas y sufren algun cambio, nuestra cara de referencia seguira siendo plana para nosotros.

10

Si la pieza tiene la cara convexa con una gran curvatura, esto perjudicara el apoyo que tengamos al cepillar la cara concava, nuestra referencia, por lo que el primer cepillado sera para rebajar esa curvatura hasta obtener un apoyo confortable, solo esto, no hace falta cepillar en exceso aqui, porque luego esta cara sera la que labraremos para obtener el grueso exacto.

El primer cepillo que usamos para esta tarea es el cepillo de desbaste. Este se puede desplazar en cuatro direcciones respecto de la superficie. A 45º de un canto a otro….

WP_20150216_11_14_14_Pro 9

Y desde el canto alejado hacia nosotros, hay que fijarse bien porque mal entendido este cepillado se puede hacer en el sentido incorrecto y levantar la fibra.

11 12

Como es en principio un cepillado tosco, podemos ir revisando el trabajo con el mismo borde de la suela del cepillo.

13

El corte mas agresivo y mayor desbaste lo podemos conseguir pasando el cepillo a contrahilo, es decir a 90º con la longitud de la tabla.

14

Un corte tambien rapido pero mas controlado lo obtendremos desplazando el cepillo a 60º respecto de la disposicion longitudinal de la superficie.

15

Cuando hemos conseguido que la superficie sea ligeramente concava(definicion de planitud en el metodo Hayabusa) ya solo es necesario pasar el cepillo en la cuarta posicion de desplazamiento que equivaldria a un movimiento lineal con las fibras de la madera, que es el mas comun. El cepillo se mantiene recto, en linea con la trayectoria, colocar el cepillo de forma oblicua al avanzar con el no es la practica mas tecnica, aunque habra situaciones en las que esta actitud sea conveniente.

16 17

Comprobando que los dos extremos de la longitud son concavos, podemos realizar un rapido nivelado de esa cara.

18

Para ello recurrimos a las entreguardas, observando si las lineas superiores coinciden o estan desniveladas. En este ejemplo he tenido suerte y el plano de la superficie quedo bastante regular.

19 20

Pero para ver lo que seria una superficie revirada, simulare un desnivel en las entreguardas calzando un punto con la hoja de la escuadra.

21

De esta forma podemos ver como la esquina donde esta la escuadra queda mas alta en relacion con los otros puntos.

22

Si hiciera falta, que no era el caso, marcariamos los puntos elevados y dariamos unas pasadas con el cepillo para igualar. Ahora lo que dejo señalado es la orientacion de las fibras para abordar la otra cara, realmente la de referencia.

23 24

Lo que buscaremos en principio es dejar limpia la superficie, eliminando las marcas que trae el tablon del almacen. Esta cara a su vez es muy concava por lo que debemos reducir ese radio para alcanzar nuestra planitud.

25 26

Ahora comenzamos desbastando solo en los bordes para aliviar la curva exagerada que tenia la superficie, comprobamos con el cepillo.

27 28

Sin necesidad de reducir mas madera, ya podemos ir nivelando la superficie, de esta manera conseguimos alcanzar nuestra planitud antes ahorrando tiempo y esfuerzo, que si lo dejaramos para mas tarde la superficie revirada acogeria malamente el cepillo de preparacion(numero 5) y tendriamos un trabajo enorme de cepillado, para conseguir nivelar la madera al sacar virutas muy finas con este cepillo que es su cometido. Igual que he comentado antes, colocamos las entreguardas proximas a las testas y observamos la coincidencia de sus lineas. Marco con una “X” los puntos altos que seran los que reciban la cuchilla.

29 30

Pasamos el cepillo centrando la cuchilla en el borde de la superficie y respetando los puntos que eran mas bajos, señalados en la imagen con un “O”.

31

Para usar las entreguardas es imprescindible que los puntos donde se apoyan queden mas altos que cualquier otro punto entre ellas, porque de lo contrario seria imposible medir el desnivel. Esto quiere decir que si despues de dar nuestra pasada con el cepillo, ese punto que hemos cortado ha quedado mas bajo que otro punto intermedio, debemos corregirlo dando alguna pasada con la herramienta hacia el centro de la tabla.

32

Un metodo obsoleto y desestimado por nuestro aula, es comprobar el desnivel de la superficie apoyando la cara sobre la mesa de trabajo y tocando las esquinas para sentir donde cojea, algo nada recomendable si eres un artesano riguroso pero muy bien acojido si te vuelve loco el bricolaje y la chapuza. Recientemente tambien he leido en algun sitio la opinion de quien no diferencia entre unos formones de calidad y unos inservibles, esto es algo muy habitual cuando el trabajo de mayor precision que se hace con un formon es aplicar kilos de masilla reparadora. Si lo pensamos es bastante logico, ya que quien no sabe usar con precision un formon, no necesitara que este sea de calidad y por tanto no distinguira los defectos y factores que lo convierten en una herramienta inutil, al usar asi un formon, no cabe duda de que los trabajos que se realicen presumiran de grandes holguras y huecos, asi que finalmente el bricolajero usara ese formon(muy valorado tambien por expertos extranjeros, que son los que tienen verdadera autoridad entre los entendidos españoles, en revistas de renombre que les dan el guion para cumplir con una fabulosa propaganda) para rellenar huecos con su inseparable elemento de reparacion: ¡¡¡LA MASILLA!!! a granel.

33

Una vez que la superficie esta cercana a su nivelado, no es necesario insistir mucho con este cepillo para dejarlo en este punto perfecto ya que no tiene sentido, solo es una aproximacion para favorecer el trabajo de los siguientes cepillos. A continuacion ya podemos terminar de suavizar la madera dando siempre pasadas alternas de los bordes al centro, para lograr lo que definimos como planitud.

34 35

Seguimos comprobando. Un  error que veo frecuentemente es insistir en una tarea sin comprobar el progreso, esto deriva en acabar con la superficie peor de lo que estaba, y nos toca trabajar el doble, por tanto mi consejo es observar mas veces el resultado de nuestra accion.

36

En este punto la superficie esta limpia pero con grandes surcos debido al perfil curvo de la cuchilla en el cepillo de desbaste. Es el momento de cambiar a otro cepillo que realice un trabajo de suavizado de estos surcos. El cepillo que dediquemos para este paso intermedio puede tener un tamaño cercano al conocido como numero 4 o al tamaño de un 5, pero la lumbrera quedara un poco mas abierta para sacar virutas mas espesas, en torno a 0,1mm. Ahora empezaremos a buscar mas precision y comprobaremos la planitud transversal con una regla o escuadra de inspeccion.

37 38

Hasta aqui podriamos decir que hemos hecho el trabajo que haria una maquina cepilladora o mesa de cepillar. Y ahora empezamos a realizar el trabajo de precision para dejar perfectamente plana nuestra superficie. Como la viruta que obtenemos con este cepillo deberia ser de 0,05mm, el perfil del radio en el filo de la cuchilla debe adaptarse a la superficie que ha queda con surcos mas profundos del cepillo anterior. La forma de suavizar siempre debe ser dando pasadas de los bordes al centro para no perder nuestra planitud, con este trabajo reduciremos tambien la situacion concava que mantenemos en la anchura de la tabla.

39

Para entender como dar las pasadas he echado mano de mi genialidad con la informatica(creo que es lo que peor se me da en el mundo, casi tanto como el futbol) y he dibujado un esquema. Por si os quereis reir os dire que he hecho el dibujo con sketchup y luego le he sacado una foto 😦  Tengo tanta idea de programas para el ordenador como este bricolador sobre herramienta manual. Un pequeño apunte, lo que aparece es esa pagina no es un “guillamen”, ni mucho menos un guillame metalico, es un cepillo de rebajes por si alguien esta interesado en saber como se llama. Esto es lo que pasa cuando se utiliza internet como si fueran las tablas de moises.

WP_20150511_22_17_45_Pro

Chequeamos con la hoja de la escuadra en los extremos cercanos a las testas.

40 41

Y si los puntos exteriores son levemente mas altos que el centro podremos comprobar nuevamente el nivelado del plano de la cara. Si hiciera falta corregirlo, procederiamos como en el ejemplo anterior, acabando con pasadas enteras hacia el centro para mantener la planitud. Cuando queda exactamente nivelado al observar que las lineas de las entreguardas coinciden a la perfeccion, damos una o dos pasadas enteras en todos los puntos de cepillado para igualar los escalones que habriamos creado. Si hemos realizado un cepillado equilibrado en todo el proceso anterior, en este punto el trabajo de nivelado sera minimo, ahorrando como he comentado gran frustracion y esfuerzo.

42

En este momento ya hemos conseguido que la superficie este plana en su anchura y totalmente nivelada. Y es hora de dejarla plana en su longitud. Si tratamos de dejarla plana en su longitud antes de hacerlo en su anchura resultara practicamente imposible ya que la base plana del cepillo impedira que el perfil curvo de nuestra cuchilla alcance la zona central de la tabla cuando tratemos de dejarla plana. He visto este error alguna vez por internet, posiblemente debido a la falta de experiencia  y un conocimiento poco madurado.

Para comprobar la rectitud de una superficie utilizamos una regla gruesa y larga de inspeccion. Al apoyarla, si la movemos lateralmente desde un extremo sujetandola con los dedos, observaremos el punto donde pivota. Si la superficie es convexa, el punto de contacto quedara en algun lugar cercano al centro de la longitud, si por el contrario es concava, pivotara en el extremo cercano a la testa donde no la sujetamos con los dedos.

Para asegurarnos aun mas del estado de la superficie, podemos hacer esta comprobacion tratando de introducir la hoja de una galga en varios puntos entre la regla y la madera. Tomando una hoja de la galga equivalente a la distancia que buscamos crear de concavidad podremos medir exactamente el espesor de viruta que necesitamos sacar con nuestro cepillo y el numero de pasadas que daremos para dejar con precision la superficie plana.

43

Siempre soy muy pesado con mis estudiantes insistiendo en que deben rayar con lapiz las superficies que van a cepillar. Pero esto nos garantiza ver a la perfeccion el efecto que obtenemos de la cuchilla en la madera y nos indica donde necesitamos pasar el cepillo.

44

En este paso emplearemos una tecnica donde se interrumpe la longitud de las virutas, por ello solemos llamarla virutas frenadas. Consiste en comenzar el cepillado con el filo de la cuchilla adelantado unos 12mm desde la testa donde se inicia el cepillado, y esa pasada acabara 12mm antes de tocar la testa mas alejada de nosotros. Para realizar correctamente esta tecnica debemos levantar el cepillo en nuestro punto final mientras todavia este en movimiento, no importa que sea despacio, pero si el cepillo se detiene y luego se levanta, la viruta quedara enganchada entre la madera y la lumbrera, lo que resulta bastante incomodo y un incordio estar desatascando la boca del cepillo, lo que interrumpe el ritmo de cepillado y nuestra concentracion. La verdad es que no se como podrian desempeñar esta tecnica aquellos que no les preocupa afilar correctamente sus herramientas, pero presumen de hacerlo muy bien empleando metodos toscos y desfasados, tratando de desprestigiar el metodo que enseño en el aula con comentarios ridiculos.

45

Las pasadas se dan colocando el cepillo de tal manera que el punto donde acaba el corte de la cuchilla coincida con el centro de la cuchilla de la siguiente pasada, con esta formula podemos controlar exactamente la cantidad de madera que deseamos desprender. Aqui el rastro que queda de lapiz tras pasar el cepillo es de gran ayuda porque donde desaparece el lapiz, es ese punto que buscamos para situar la cuchilla.

46 48

Normalmente con cinco pasadas en cinco puntos alternos de borde a borde podemos cubrir una anchura de 150mm. En la tabla de fresno que he utilizado para este articulo he necesitado utilizar unos 7 puntos ya que es de 230mm. Los posibles restos de lapiz son puntos mas bajos donde la cuchilla no ha llegado a tocar.

47  49

A continuacion revisamos el trabajo con la regla de inspeccion al menos en tres puntos, bordes y centro.

50 51

Con la galga y una hoja de 0,04mm podemos decidir si hemos alcanzado la planitud necesaria.

52 53

En el tramo diagonal la inspeccion nos comunica que la superficie esta nivelada. Si la regla pivotara en un punto intermedio, significaria que nuestro nivelado previo no ha resultado tan preciso.

54 55

Para terminar damos unas pasadas de limpieza, repito como siempre, de los bordes al centro, que igualaran la superficie salvando los escalones de las virutas frenadas.

56 57 58

Es bueno comprobar nuevamente en este momento si la superficie cumple el requisito de planitud. Porque pueden pasar dos cosas, que la superficie vuelva a ser convexa tal vez debido a un exceso de cepillado o a estar trabajando con virutas por encima de 0,05mm. Y la segunda, que la superficie sea demasiado concava. El metodo que empleo sugiere que un espacio de 0,05mm en el centro de una pieza de 500mm es una buena relacion de planitud. Por tanto lo que se debe hacer, es ajustar un cepillo para obtener una viruta mas fina que el espacio que queremos dejar entre la madera y la regla.

59 60 61

Para finalizar esta superficie lo unico que nos queda es realizar las marcas que nos aportaran la informacion necesaria para manejar la pieza con fluidez. Para ello, antes debemos conocer la disposicion de las fibras en el canto. El aspecto de la porosidad tambien es un dato relevante para saber en que sentido dirigir el cepillo.

62 63

Con esto podemos señalar lo siguiente:

64

Ahora prepararemos el canto de referencia, para ello debemos sujetarlo en el tornillo del banco. Si la pieza es larga, corremos el riesgo de que al ejercer fuerza sobre los extremos se nos baje, para solucionar este pequeño obstaculo hay multitud de soluciones dependiendo del diseño que tenga nuestro banco de ebanista. Generalmente los peores bancos construidos que he podido ver son los que obedecen las directrices marcadas, por el mas famoso y menos talentoso de los americanos, en sus libros, simples plagios de libros polvorientos de hace siglos.

65

Comenzamos comprobando el estado del canto en relacion a la superficie de referencia recien preparada. Usamos la escuadra de inspeccion. Esta herramienta a pesar de su simpleza e intuitiva aplicacion me ha demostrado que muy pocas personas la utilizan correctamente y la consecuencia es obtener una lectura erronea de la escuadria. No solo quienes se inician en la ciencia de la ebanisteria tienen este problema, si no que una vez conoci a un coleccionista de herramientas(a estas alturas ya tendra el catalogo entero de C. Pazos y con herramientas repetidas porque mas alla de lo que se vende en españa, el no conocia nada) y apesar de jactarse de saberlo todo y ser el dueño absoluto de la razon, cuando trataba de examinar el canto de sus piezas con los cientos de variadas escuadras que poseia no alcanzaba a obtener un criterio exacto. Tambien hay que decir que sus rigidos y obtusos metodos para abordar la madera no podian dar buen resultado(curiosamente mantiene una gran afinidad con el “popular” carpintero que mencionaba antes), como usar una guia lateral en los cepillos para escuadrar cantos de piezas, aunque como  todo en esta vida siempre hay amantes del consumismo sin freno. Yo prefiero aconsejar a mis estudiantes que compren con lupa.

66

Para usar de forma adecuada una escuadra debemos sujetarla por su cuerpo ejerciendo presion en el centro del mismo contra la superficie de referencia y bajar suavemente la hoja hasta que haga contacto con la madera. Otra precaucion muy importante es mantener la escuadra perfectamente perpendicular al canto o de lo contraio la entrada de luz por la hoja se distorsionara.

67

Con esta comprobacion podemos realizar un primer desbaste, dependiendo de la masa que necesitemos retirar, utilizaremos el cepillo de desbaste o el cepillo de preparacion(numero 4 o 5 preparado para este paso intermedio) con viruta espesa. Daremos pasadas hasta dejar limpia la superficie.

68 69

Uno de los grandes beneficios que tiene la forma en la que preparamos las cuchillas con el metodo Hayabusa es que podemos controlar con precision en que punto del canto y cuanta masa leñosa queremos cepillar, por eso las cuchillas en los cepillos tienen un leve radio de curvatura, nunca he visto a nadie ser capaz de escuadrar un canto con una garlopa que tenga una cuchilla con el filo recto y no cuente con ninguna guia o accesorio. En la siguiente imagen podemos ver un esquema de lo que significa esto.

WP_20150512_00_50_47_Pro

Inspeccionamos nuevamente.

70

Y pasamos a usar el cepillo de precision para reducir las irregularidades que pudieran dejar los cepillos previos.

71

Observo que la superficie es muy concava a lo largo por lo que debo insistir en las pasadas.

72

Al mismo tiempo debemos ir vigilando la escuadria. Si hay desviaciones empleo un codigo de marcaje que me indique la trayectoria a seguir con el cepillo para poder corregir los puntos que no estan a 90º con la cara de referencia. La interpretacion de este codigo es sencilla. Hago una linea en la parte del canto donde este descuadrado, esta linea representa el espesor de una viruta sacada por el cepillo. Si el desnivel es muy grande pongo en ese punto dos o tres rayas. En los puntos donde la superficie este bien, trazo una linea en toda la anchura del canto. Segun esto conduciremos el centro de la cuchilla hacia la marcas que hemos hecho, y si la marca abarca todo el ancho significara que pasaremos el cepillo centrado en ese punto.

73 74

Ejemplos visuales de este codigo de trayectoria. Si la desviacion marcada con una raya corresponde en la realidad a una viruta, despues de pasar el cepillo por ese punto la escuadria deberia quedar arreglada. Si consideramos que la desviacion es mayor, dibujamos mas lineas y segun pasemos el cepillo por ese punto el numero de lineas se reducira.

WP_20150511_17_48_40_Pro WP_20150511_17_45_13_Pro

Para conducir el cepillo por su trayectoria debemos ejercer presion con el pulgar de la mano adelantada sobre el cepillo delante de la cuchilla pero situado hacia el centro de la superficie. El resto dedos de esa mano se situan en la suela del cepillo con las uñas apoyadas contra la cara de la pieza, de esta manera actuan de guia. La mano atrasada sujeta el mango del cepillo con firmeza pero no fuerza rodeandolo con los dedos excepto el indice que apuntara hacia el camino que debe recorrer el cepillo. El brazo de esta mano debe adoptar una forma de “L” y el codo se pegara de nuestras costillas, de esta manera actua como timon evitando que el cuerpo del cepillo acabe en una posicion oblicua respecto del canto.

75 76 77

Verificamos la escuadria y si esta bien podemos pasar a darle planitud al canto.

78

Es posible que alguna vez hayais visto a algun experto examinar la escudria sin escuadra, no dudo que la experiencia y soltura de los maestros japoneses es mas certera que mi adorada escuadra japonesa pero de otros “especialistas” lo dudo bastante. Lo que vengo a explicar es que esta forma de hacerlo es observando la coincidencia de las lineas entre las testas, no es dificil de apreciar cuando se educa la vista para percibir estos detalles. He tomado prestada una pieza de cerezo de un artesano que esta elaborando en el aula una caja conmigo para mostrar el ejemplo de esta valoracion.

WP_20150511_12_21_52_Pro

Al usar la escuadra podemos corroborar lo que observamos antes a contraluz.

WP_20150511_12_23_45_Pro

La galga nos indica claramente que la superficie es convexa. Aplicamos igualmente la tecnica de virutas frenadas.

79 80

Acabamos con la pasada de limpieza del cepillo que saca una viruta mas fina.

81

Repetimos el paso de señalizar la superficie como referencia. Ahora ya podriamos regruesar la tabla empleando un gramil y cepillando hasta su marca. Tambien podemos darle la anchura exacta midiendo y marcando desde el canto preparado.

82

Despues de tener las dos caras y cantos cepillados pondremos a escuadra las testas. Para ello escuadramos una linea con la escuadra y el cuchillo en una de las testas, cuanto mas cerca este esta linea de la testa menos madera tendremos que cepillar. Para este marcaje no hay ningun punto establecido ya que la longitud exacta la decidira la otra testa cuando tengamos esta preparada como referencia. En este caso el uso de la escuadra vuelve a ser delicado, debiendo sujetarse con firmeza ejerciendo presion en el centro de su cuerpo y sobre la hoja en el punto donde coincida el centro de la superficie. Si no se sujeta bien la escuadra cabe la posibilidad de que traquetee y salga desviado el marcaje. El cuchillo apoya su dorso contra la hoja de la escuadra pero debemos dejar un margen con una inclinacion de 2º para que el filo no corte la hoja.

83 84

A continuacion lo que hacemos es despejar un poco de madera cortando con un formon en los extremos de la testa para crear unos chaflanes que evitaran la rotura de fibras en los cantos y facilitara la vision del limite al que queremos llegar cepillando.

85 86

Por ultimo solo queda cepillar teniendo en cuenta el procedimiento empleado hasta ahora y llegar a la marca del cuchillo. Lo que siempre trato de esclarecer es el uso de la heramienta adecuada para cada tarea, y para cepillar madera de testa donde las fibras tienen una disposicion vertical lo mas correcto es usar un cepillo conocido como de testas que cuenta con una cama a un angulo bajo, preferiblemente de 12º. La configuracion del angulo de ataque en estos cepillos ofrecen una alta presion de corte que es lo necesario para sesgar con limpieza la superficie de las testas(tambien llamadas topes). Usar estos cepillos para labrar madera al hilo no es nada beneficioso ya que la probabilidad de desgarro aumenta al amximo. Solo es aceptable usar estos cepillos sobre fibra lineal cuando la madera tiene un grano muy recto o es una especie nudosa como tejo, pino silvestre, cedro, pino suecia y otras de ese tipo. Cepillar maderas dificiles de grano entrelazado como las tropicales o exoticas con un cepillo que tenga la cama en un angulo bajo y por tanto no cuente con la accion del contrahierro es la mayor prueba del desconocimiento de la madera y de muy poca experiencia cepillando madera a mano, normalmente una actitud de los amantes del bricolaje y la maquinaria colosal, donde toda la habilidad y estudio requerido es apretar un boton y esperar que la pieza salga por el otro extremo del engendro.

87 88

89

Para terminar este escrito me gustaria comparitr una imagen donde se aprecia el significado de la palabra “afilado”, un termino muy desvirtuado entre quienes no han visto nunca un filo de verdad. Una cuchilla afilada reflejara en la madera la habilidad y esmero de quien la afilo.

90

Esta informacion viene a complementar el material didactico expuesto en seminarios y tutorias impartidas en el taller de muebles H a y a b u s a, ya sabeis que si os surgen dudas o cualquier cuestion podeis contactar conmigo para resolverlo sin ningun problema. Gracias por soportar mi desamparado espiritu.

Anuncios

Apendice de contenidos

A %d blogueros les gusta esto: